Insurgentes secuestraron a 14 miembros de una fuerza de seguridad fronteriza cerca de la frontera con Pakistán, dijeron el martes medios iraníes.

Dos de los retenidos son miembros del departamento de inteligencia de la poderosa Guardia Revolucionaria, explicaron los reportes, que citaron a una fuente anónima conocedora de la situación. El grupo incluía a varios miembros del Basij, un cuerpo voluntario de la Guardia, además de a soldados fronterizos regulares.

El secuestro se produjo antes del amanecer del martes, cerca del paso fronterizo de Loukdan, entre la región iraní suroriental de Sistan y la provincia paquistaní de Baluchistan. En la zona se registraron enfrentamientos ocasionales entre las fuerzas iraníes y los separatistas baluchis, además de con narcotraficantes.

En septiembre, insurgentes disfrazados de soldados abrieron fuego contra una desfile militar en el suroeste de Irán, rico en petróleo, matando a 24 personas e hiriendo a otras 60.