El presidente yemení Abed Rabbo Mansour Hadi despidió el lunes al primer ministro, tras acusarlo de “negligencia” para gobernar.

En un decreto publicado por la noche, la oficina de la presidencia dijo que Ahmed bin Dagher era el culpable del mal desempeño económico y de no evitar el colapso de su divisa.

Maeen Abdulmalik Saeed fue nombrado como nuevo primer ministro. Previamente fue ministro de caminos y obras públicas.

Yemen vive una guerra en la que una coalición liderada por Arabia Saudí que respalda al gobierno de Hadi lucha contra rebeldes chiíes hutíes desde marzo de 2015. El gobierno trabaja en gran medida desde Arabia Saudí debido a que la capital, Saná, está bajo control rebelde.

Se calcula que unas 10.000 personas han muerto a causa del conflicto, el cual ha creado lo que la ONU califica como la peor crisis humanitaria del mundo.