La Iglesia Ortodoxa Rusa anunció el lunes la ruptura de sus vínculos con el líder de la comunidad ortodoxa mundial tras la decisión de éste de otorgar a los clérigos ucranianos la independencia del Patriarcado de Moscú.

El metropolitano Hilarion dijo que el Santo Sínodo de la iglesia decidió “romper la comunión eucarística con el Patriarcado Ecuménico, cuya sede está en Estambul.

La decisión se debió a que el patriarcado en Estambul, cuyo titular Bartolomé I es considerado el “primero entre sus pares” de la jerarquía ortodoxa, derogó su condena de los líderes de las iglesias cismáticas ucranianas. La decisión de la semana pasada fue un paso hacia la creación de una iglesia autocéfala _es decir, independiente_ en Ucrania.

La iglesia ucraniana estaba bajo la jurisdicción de la Iglesia Ortodoxa Rusa desde fines del siglo XVII, pero los reclamos de independencia crecieron desde que Moscú arrebató la península de Crimea a Ucrania y la anexó en 2014.