El gasto de consumo aumentó 0,1% en septiembre, un desempeño decepcionante en que el aumento de las ventas de autos fue contrapesado por bajas en otros sectores.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que el escaso aumento de septiembre fue igual al de agosto, de 0,1%

El desempeño bimestral fue el más bajo en lo que va del año y estuvo muy por debajo de las proyecciones de los economistas, de un 0,6%.

Las ventas minoristas son indicadores del gasto de consumo, que impulsa dos tercios de la actividad económica. La economía creció a una tasa de 4.2% en el segundo trimestre.

Los analistas pronostican que el crecimiento se mantendrá por encima del 3% en el tercer trimestre, que acaba de finalizar, pero la debilidad de las ventas minoristas podría llevarlos a repensar sus previsiones.

El aumento de septiembre fue encabezado por un alza de 0,8% en las ventas de autos, un rebote luego de la baja de 0,5% en julio.

Pero excluyendo los autos, las ventas minoristas cayeron 0,1%, mientras que en agosto habían aumentado 0,2% excluyendo ese rubro.