Sobrevive frágil tregua en provincia siria

Una tregua acordada entre Rusia, Turquía e Irán parece haber evitado, por ahora, una feroz ofensiva oficialista en una provincia siria dominada por rebeldes.La tregua en Idlib aparentemente creó una...

Una tregua acordada entre Rusia, Turquía e Irán parece haber evitado, por ahora, una feroz ofensiva oficialista en una provincia siria dominada por rebeldes.

La tregua en Idlib aparentemente creó una zona de amortiguación en esa zona del norte de Siria y redujo un poco las tensiones.

Por ahora el pacto ha evitado una gran ofensiva del gobierno en el último reducto que le queda a la oposición en Siria, donde decenas de miles de combatientes, entre ellos yihadistas de otros países, viven en medio de unos 3 millones de civiles y milicianos opositores.

Pero si la tregua colapsa, los combates podrían causar un desplazamiento masivo y gran derramamiento de sangre.

El pacto forjado el 17 de septiembre estipula el establecimiento de una zona desmilitarizada de entre 15-20 kilómetros (9-12 millas) de profundidad que abarcaría partes de las provincias Latakia, Hama y Alepo.

Incluso antes del plazo establecido del 10 de octubre, los rebeldes respaldados por Turquía y una alianza vinculada con Al Qaeda retiraron sus armas pesadas del frente de combate, obedeciendo el acuerdo entre los presidentes de Rusia y Turquía. Se supone que para el lunes se debe concretar la retirada de “grupos terroristas radicales”. En una fecha no especificada las tropas turcas y la policía militar rusa deberán iniciar patrullas coordinadas y monitorear la provincia con drones.

Algunos grupos yihadistas se han mantenido en sus puestos, pero por ahora parecen reacios a iniciar un enfrentamiento con Turquía, dicen activistas.

Horas antes del plazo para la retirada, surgieron reportes de tiroteos entre rebeldes y fuerzas oficialistas. Un editorial del diario pro-oficialista Al-Thawra declaró el domingo que “Ha llegado la hora de ser decisivos en Idlib".

El presidente sirio Bashar Assad dijo hace pocos días que el acuerdo entre Rusia y Turquía es sólo “temporal” y que la intención de su gobierno es recuperar el control de la totalidad de Siria.