La Casa Blanca maneja los casos de Mers como un asunto de seguridad nacional

  • Obama ya fue informado sobre los casos de dos empleados de un hospital en Orlando, Florida.
  • Los dos empleados estuvieron expuestos al paciente proveniente de Arabia Saudita.
  • Cinco empleados de esa clínica y 15 más del Hospital Phillips han sido sometido a exámenes para determinar si son portadores del coronavirus.
El pasillo de un hospital.
El pasillo de un hospital.
ARCHIVO

La administración del presidente Barack Obama maneja como un tema de seguridad nacional los casos del Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS), provocado por un coronavirus, reportados en Estados Unidos, informó la Casa Blanca.

El CDC está tomando seriamente la situación y está trabajando en coordinación con autoridades locales de salud El vocero presidencial Jay Carney dijo que Obama fue informado sobre los casos de dos empleados de un hospital en Orlando, Florida, que tuvieron contacto con un paciente infectado con el MERS, quien al parecer contrajo la enfermedad en Arabia Saudita.

"El CDC (Centro para el Control de Enfermedades) está tomando seriamente la situación y está trabajando en coordinación con autoridades locales de salud", dijo Carney en su habitual rueda de prensa al ser interrogado al respecto.

Indicó que Obama fue informado sobre la situación por su asesora de Seguridad Nacional, Lisa Monaco.

"Dada su naturaleza, esto es algo sobre lo que el presidente debe estar informado y se está siguiendo la situación de manera muy cercana", precisó.

Esperan resultados

Funcionarios del Hospital Phillips en Orlando dijeron que los dos empleados estuvieron expuestos al paciente proveniente de Arabia Saudita en una sala de emergencias, antes que se supiera que el viajero estaba infectado.

Explicaron que el paciente original, también empleado del sector salud, había visitado la semana pasada el Centro Médico Regional de Orlando para acompañar a otro paciente, pero en ese momento no presentaba síntomas.

Cinco empleados de esa clínica y 15 más del Hospital Phillips han sido sometido a exámenes para determinar si son portadores del coronavirus, incluidos los dos nuevos pacientes que han desarrollado los síntomas.

Las autoridades sanitarias del estado dijeron que ahora esperarán los resultados para determinar si alguno de los empleados expuestos al virus es portador del mismo.