Rusia rechaza prolongar la vida de la Estación Espacial como había demandado EU

  • El viceprimer ministro ruso suspende el funcionamiento de las estaciones estadounidenses de GPS en su territorio.
  • En la Estación Internacional, que ya tiene 15 años, participan 16 países.
La Estación Espacial Internacional.
La Estación Espacial Internacional.
NASA

Rusia ha decidido que más allá del año 2020 no pronlongará la vida de la Estación Espacial Internacional, tal y como le demanda el Gobierno de Obama, según dijo Dmitri Rogozin, viceprimer ministro ruso.

Además, Rogozin adelantó que Rusia suspende el funcionamiento de las estaciones estadounidenses de GPS en su territorio y el uso de motores suministrados por EE UU en sus cohetes para el lanzamiento de satélites militares, según recogieron las agencias locales.

Las agencias espaciales de Rusia, Roscosmos; EE UU, Nasa, y la ESA europea acordaron prolongar como mínimo hasta 2020 la vida de la plataforma orbital, en la que participan un total de 16 países. El anuncio de Rogozin llega en momentos de tensión diplomática entre EEUU y Rusia, que está siendo sometida a sanciones por su papel en la crisis de Ucrania.

El segmento ruso (de la EEI) puede existir de manera independiente del estadounidense "El segmento ruso (de la EEI) puede existir de manera independiente del estadounidense, pero el norteamericano no puede funcionar independientemente del ruso", precisó el viceministro. Rogozin, quien destacó que Roscomos quiere concentrarse en los viajes tripulados, recordó que Estados Unidos carece de medios para enviar a sus astronautas a la plataforma orbital.

Al mismo tiempo, matizó que Rusia se comportará de "manera pragmática" y no pondrá trabas al trabajo de los cosmonautas norteamericanos en el ingenio espacial. Además, adelantó que Rusia suspenderá a partir del próximo 1 de junio el funcionamiento en su territorio de las 11 estaciones norteamericanas del sistema de navegación GPS.

Rogozin precisó que Moscú sólo modificará esta decisión si EEUU acepta desplegar en su propio territorio la infraestructura del sistema de navegación por satélite ruso GLONASS, o de lo contrario la suspensión será definitiva a partir del próximo 1 de septiembre. Y anunció que Rusia prohibirá también el uso de sus motores para cohetes en los lanzamientos de satélites militares por parte de Estados Unidos.

Esos motores, RD-180 y NK-33, serán suministrados a la parte norteamericana si ésta garantiza que sólo serán utilizados con fines civiles. "Nos preocupa continuar desarrollando importantes proyectos de alta tecnología con un socio tan poco fiable como Estados Unidos, que politizo todo y a todos", dijo. Rogozin negó que estas medidas puedan ser interpretadas como sanciones o medidas de represalia, sino como "un bumerán" que se vuelve en contra de los aquellos que impusieron sanciones contra Rusia por su papel en la crisis ucraniana