Las auditorías del Gobierno y el ICE presionan a las empresas que emplean inmigrantes

  • La empresa Crunch Pak, que empaca rodajas de manzana, emplea aproximadamente a 900 personas en Cashmere.
  • Decenas de personas podrían ir a la calle a partir del 19 de mayo tras la inspección.
  • "Lo que la compañía quiere es que cada empleado tenga la oportunidad de corregir su información o modificar sus papeles", aseguran desde al empresa.
  • La cifra de auditorías durante el gobierno del presidente Barack Obama ha aumentado a miles.
  • El ICE las promueve para desalentar a que las compañías contraten a personas que se encuentran en el país sin permiso.
  • Intercesores por los derechos de los inmigrantes dicen que las auditorías han empujado más a los trabajadores a la clandestinidad por los despidos masivos.
Trabajadores en una de la fábricas de Crunch Pak en Estados Unidos.
Trabajadores en una de la fábricas de Crunch Pak en Estados Unidos.
FACEBOOK / Crunch Pak

Cientos de trabajadores de una compañía empacadora de manzanas en el centro del estado de Washington podrían ser despedidos tras una auditoría federal de inmigración.

Crunch Pak notificó a sus empleados el viernes que necesitan proporcionar documentos que demuestren que pueden trabajar en Estados Unidos legalmente, después de que una auditoría del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus iniciales en inglés) reveló discrepancias en la nómina, reportó el sábado el periódico The Wenatchee World 

Amy Philpott, vocera de la compañía, confirmó que se realizó la auditoría, pero no dijo cuántos empleados estaban afectados. La auditoría comenzó en agosto de 2013 y los trabajadores bajo revisión fueron notificados al mes siguiente, afirmó.

Vicky Castro, de East Wenatchee, calculó que 90% de las personas con las que trabaja recibieron notificaciones.

Más inmigrantes en la clandestinidad

Crunch Pak, que empaca rodajas de manzana, emplea aproximadamente a 900 personas en Cashmere. Los despidos podrían comenzar el 19 de mayo.

"Lo que la compañía quiere es que cada empleado tenga la oportunidad de corregir su información o modificar sus papeles", dijo Philpott.

Bajo una auditoría I-9, los empleados tienen 10 días para corregir cualquier discrepancia. Los trabajadores afectados recibieron el viernes su salario con una carta de notificación adjunta y una forma en blanco de inmigración que podrían utilizar para corregir los posibles errores que haya en sus registros.

Muchos han trabajado en Crunch Pak durante una decena de años y la mayoría dijeron que estaban manteniendo niños

La cifra de auditorías durante el gobierno del presidente Barack Obama ha aumentado a miles y el ICE las promueve para desalentar a que las compañías contraten a personas que se encuentran en el país sin permiso. Las empresas enfrentan multas y, en algunos casos, cargos penales por contratar gente que no está autorizada a trabajar en Estados Unidos.

Intercesores por los derechos de los inmigrantes dicen que las auditorías han empujado más a los trabajadores a la clandestinidad al ocasionar despidos masivos.

El viernes, aproximadamente 50 trabajadores organizaron un paro laboral para protestar contra los despidos que se avecinan. La mayoría de quienes salieron a las aceras, todavía con sus cascos y redes para el cabello, recibieron notificaciones.

Varios afirmaron que han trabajado en Crunch Pak durante una decena de años y la mayoría dijeron que estaban manteniendo niños, ya sea solos o con cónyuge.