Al menos 21 personas murieron tras la caída de un bus a un río en los Andes de Perú, informaron las autoridades el martes.

El capitán de la policía Marco Llanos dijo a la prensa que el accidente ocurrió en la víspera en una zona remota de la región Cusco cuando el bus de la empresa de transportes “María Belén” cayó unos 300 metros por un abismo hasta el río Apurimac.

Explicó que antes de caer al abismo, el bus había colisionado con un auto, pero que no se conoce si el bus iba a excesiva velocidad. Se ha contabilizado al menos unos 15 heridos, agregó Llanos.

Por la dificultad del rescate de los cuerpos dentro de los fierros retorcidos dentro del río, “la cifra de muertos fue aumentando durante el día”, indicó a The Associated Press el alcalde de la cercana provincia de Chumbivilcas David Vera.

El bus había partido desde la capital regional de Cusco y “le faltaba dos horas para llegar a su destino, la ciudad de Santo Tomás”, comentó el alcalde.

En enero se produjo el accidente más mortífero del país en casi cuatro décadas cuando murieron 52 personas tras la caída de otro bus a un abismo cerca de la capital.

Perú registra anualmente un alto índice de accidentes en los que mueren por lo general ciudadanos de escasos recursos que tienen a los buses como único medio de transporte.