Gobierno de Guatemala insiste en negar ingreso a comisionado

El gobierno de Guatemala insistió el martes en su negativa de readmitir a un comisionado de las Naciones Unidas que investiga la corrupción en la nación centroamericana, incluido un caso pendiente...

El gobierno de Guatemala insistió el martes en su negativa de readmitir a un comisionado de las Naciones Unidas que investiga la corrupción en la nación centroamericana, incluido un caso pendiente contra el mandatario Jimmy Morales.

“De momento no se le va a permitir el ingreso (al comisionado Iván Velásquez); hay una recusación que se hizo a la Corte (de Constitucionalidad) y en ese proceso jurídico estamos”, dijo la vicepresidenta Jafeth Cabrera en Ciudad de Guatemala al ser consultada por periodistas.

Es la segunda vez que el gobierno de Morales ha optado por no obedecer las órdenes de la Corte de permitir que Velásquez regrese después de que viajó a Estados Unidos en misión de trabajo. Cuando Morales anunció la prohibición a principios de septiembre, llamó a Velásquez "una persona que ataca el orden y la seguridad pública", un mensaje que reiteró el martes en la ONU.

Tras la asamblea, Morales sostuvo una reunión privada con el secretario general de la ONU António Guterres. Según la canciller guatemalteca Sanda Jovel, la reunión fue positiva y hubo un “diálogo franco y sincero”. Por su lado la oficina del vocero de Guterres dijo que en la reunión se resaltaron los niveles de cooperación entre Naciones Unidas y Guatemala en una amplia gama de actividades y que “habían intercambiado puntos de vista del trabajo de la Comisión”

La semana pasada, la Corte de Constitucionalidad _el mayor órgano de justicia del país cuyas resoluciones son inapelables y deben obedecerse pues de lo contrario conllevan responsabilidades legales_ resolvió anular la prohibición de Morales de admitir a Velásquez, quién vive en Guatemala.

Al menos siete recursos de nulidad fueron presentados por el gobierno con la intención de dejar sin efecto el fallo.

La fiscalía ha dicho que esperará a que la Corte de Constitucionalidad denuncie a quienes no obedezcan su fallo para iniciar acciones al respecto.

La disputa de Morales con la CICIG surgió en 2017, cuando en una acción conjunta con la fiscalía se detuvo al hijo y hermano del presidente por acusaciones de corrupción. Se sospecha que Morales recibió más de 1 millón de dólares en financiamiento ilícito de campaña. Él niega la acusación. Posteriormente han sido tres las solicitudes para que le retiren la inmunidad y pueda ser investigado, dos no prosperaron y una está en estudio.