Una embarcación llena de migrantes deseosos de llegar a Europa se hundió cerca de las costas libanesas y un niño murió ahogado, informó el sábado el ejército libanés.

Los demás ocupantes de la nave fueron rescatados tras el naufragio frente a las costas de la localidad libanesa de Akkar, dijo el ejército. Añadió que se trataba de migrantes sirios que trataban de llegar a Chipre.

Sin embargo el niño de 5 años que se ahogó era palestino, dijo el canal de televisión libanés Al-Jadeed.

Líbano es el país que más refugiados sirios tiene per cápita, con por lo menos un millón de ellos registrados.

A medida que ha disminuido la violencia en Siria, las autoridades libanesas han estado organizando viajes de regreso para los refugiados.

Sin embargo la ONU dice que es demasiado pronto para el retorno debido a que no hay todavía un acuerdo de paz en Siria.