Representantes estadounidenses y canadienses están trabajando sin parar con la intención de concretar un acuerdo para que Canadá permanezca en el bloque comercial de América del Norte antes de que venza el plazo el 30 de septiembre.

“Nuestros negociadores están prácticamente en contacto constante”, dijo la canciller canadiense Chrystia Freeland tras su reunión con el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer. “No sería una exageración decir que están trabajando las 24 horas del día y los siete días de la semana”.

Freeland se dispone a volver a Canadá el viernes para una cumbre de ministras del Exterior, pero dijo que continúa en estrecho contacto con Lighthizer por vía telefónica y correos electrónicos.

Canadá quedó excluida cuando Washington y México alcanzaron un acuerdo el mes pasado para reformar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica. Freeland intenta mantener al segundo mayor socio comercial de Estados Unidos dentro del pacto.

Los países están bajo presión para que alcancen un acuerdo a más tardar a fin de mes, cuando Lighthizer debe hacer pública una copia de todo el texto del acuerdo con México. Hasta entonces tiene tiempo para incluir a Canadá en el bloque comercial.

Freeland restó importancia al plazo del 30 de septiembre, diciendo que solo le importa “obtener un acuerdo que sea bueno para Canadá y para los canadienses”.

El presidente estadounidense Donald Trump ha dicho que quiere seguir adelante con la nueva versión del TLCAN, con o sin Canadá. Sin embargo, no está claro si Trump cuenta con la autoridad que el Congreso le debe dar para avanzar en un tratado solo con México. Algunos legisladores han dicho que no respaldarán un acuerdo que deje fuera a los canadienses.

Los representantes comerciales discuten cuestiones como los elevados aranceles sobre lácteos de Canadá y sus políticas destinadas a evitar que la cultura del país se vea opacada por las películas y programas de televisión de Estados Unidos, entre otras cosas. Ottawa también quiere mantener un proceso de resolución de disputas del TLCAN que Washington desea desechar.

Jerry Dias, presidente del sindicato canadiense del sector privado Unifor, se dijo “cautelosamente optimista” en torno a las negociaciones.

Estados Unidos está “reconociendo ahora que no va a haber un acuerdo” si no hace algunas concesiones a Canadá, manifestó Dias.