El Parlamento de Haití oficializó el domingo como nuevo primer ministro a Jean-Henry Ceant, quien enfrentará la crisis política surgida tras la renuncia de su antecesor en medio de disturbios.

La Cámara de Diputados votó a favor la madrugada del domingo. La Cámara de Senadores ya había otorgado su voto favorable la víspera, tras una maratónica sesión que se prolongó toda la noche del viernes.

“Unamos nuestras fuerzas por la felicidad del país, viva Haití”, escribió Ceant en su cuenta en Twitter, en un mensaje en el que agradece a los legisladores por la aprobación de su plan de gobierno y al presiente Jovenel Moïse por haberlo seleccionado.

Moïse nominó a Ceant el 7 de agosto para sustituir a Jack Guy Lafontant, quien renunció a mediados de julio como consecuencia de los violentos disturbios por intentar incrementar de manera sustancial los precios de los combustibles como parte de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

El incremento de entre 38% y 51% a los combustibles tenía la meta de recaudar unos 300 millones de dólares durante el año fiscal 2018-2019 y reducir los subsidios a los hidrocarburos, con la meta de acceder a unos 96 millones de dólares de créditos internacionales.

Durante las protestas calleras registradas del 6 al 8 de julio contra esa medida, siete personas murieron y decenas de comercios fueron destruidos y saqueados.

Ceant, quien carece de experiencia previa en la administración pública, deberá enfrentar la crisis política y económica en la que se encuentra el país más pobre de occidente, con una creciente inflación y la devaluación del 65% de la moneda en los últimos cuatro años y convocar a elecciones legislativas en 2019.

“Con mi apoyo, deseo éxito al nuevo gobierno”, escribió el presidente Moïse en su cuenta en Twitter.

El nuevo primer ministro es un notario de 61 años miembro del partido minoritario Renmen Ayiti (Amor a Haití) y fue candidato presidencial en 2011 y 2015.