El papa Francisco exhortó a la Iglesia irlandesa a pagar indemnizaciones por su participación en el escándalo de un orfanato católico en el que se descubrió una fosa común con los restos de cientos de niños.

El pontífice hizo la petición al reunirse con los jesuitas en su visita a Irlanda el 25 y 26 de agosto. El jueves se publicó una transcripción de sus comentarios en la revista jesuita La Civiltà Cattolica.

Francisco recordó que se entrevistó con la ministra de asuntos de la juventud de Irlanda, quien le entregó un documento con relación a una fosa en la casa hogar para madres y bebés en el poblado de Tuam. En el texto se solicitaba que la Iglesia “aceptara su responsabilidad y pagara indemnizaciones” por su papel en lo ocurrido.

El papa les pidió a los jesuitas “buscar una cura, indemnización, todo lo que sea necesario para sanar las heridas y regresarle la vida a tanta gente”.