Una organización internacional que lucha contra la tala de bosques presentó una denuncia penal ante la fiscalía colombiana para que investigue delitos ambientales en la Amazonia.

El movimiento global Avaaz realizó el miércoles un acto simbólico frente a la sede del Ministerio Público, en el oeste de Bogotá, en el que simuló una escena de deforestación con troncos y ramas secas que formaban “un cementerio ecológico”.

Ana Sofía Suárez, una de las coordinadoras de la campaña, dijo a The Associated Press que “presentamos una denuncia penal apoyada por más de un millón de personas exigiéndole a la fiscalía que investigue los crímenes ambientales contra la Amazonia”.

Agregó que “el mensaje que queremos dar es que, si no hacemos nada para detener la deforestación, corremos el riesgo de que nuestra Amazonia se convierta en un cementerio”.

Según Suarez, la deforestación en Colombia ha ido aumentando especialmente en la Amazonia “y si no paramos esta deforestación ahora, cada día seguiremos perdiendo nuestros bosques, el equivalente a 280 canchas de fútbol”.

Laura Rico, abogada del movimiento y quien participó en la redacción de la demanda, dijo a AP que la organización solicitó que se investiguen cuatro delitos, “invasión de áreas de importancia ecológica estratégica, daños en los recursos naturales, contaminación ambiental y aprovechamiento ilícito en los recursos renovables”.

Explicó que la deforestación en Colombia se duplicó en los dos últimos años al pasar de 70.000 hectáreas en 2016 a 144.000 al año siguiente.

La abogada atribuyó ese crecimiento a que tras la firma del acuerdo de paz con el gobierno a fines de 2016 la ex guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) abandonó buena parte del departamento de Guaviare, en el centro este del país, “y ante la ausencia estatal el territorio ha quedado como tierra de nadie”.

Avaaz es un movimiento internacional que surgió hace más de una década y tiene su sede administrativa en Nueva York. La organización tiene presencia en 20 países del mundo, con 48 millones de miembros, señaló Rico.