Rusia anunció el miércoles que sus maniobras militares con China serán un acontecimiento regular de ahora en adelante.

El ministro de defensa ruso Sergei Shoigu y su contraparte chino general Wei Fenghe visitaron el miércoles el campo de tiro en Tsugol en el este de Siberia, donde se realizan los ejercicios con unos 300.000 efectivos de Rusia y unos 3.200 de China.

Las maniobras Vostok 2018 (Oriente 2018) empezaron el martes y abarcan una vasta zona: Siberia, el lejano oriente ruso, el Ártico y la costa con el océano Pacífico. Participan unas 1.000 aeronaves rusas y unos 36.000 tanques.

China envió unos 900 vehículos de combate y 30 aeronaves. Beijing está forjando una alianza militar con Moscú en momentos de tensiones con Estados Unidos.

Mongolia también envió un contingente militar.