Pena de muerte
La cámara de ejecución de la Prisión Estatal de San Quentin, California, Estados Unidos. California Department of Corrections and Rehabilitation / Wikipedia

Un reo de Oklahoma cuya ejecución fue detenida el martes debido a problemas en la administración de una nueva combinación de tres fármacos falleció de un infarto, informó el Departamento de Prisiones estatal.

El director de la agencia, Robert Patton, dijo que Clayton Lockett falleció el martes después que le administraron las tres sustancias.

El director del Departamento de Prisiones estatal dijo que se debía a un problema en una vena Patton detuvo la ejecución de Lockett unos 20 minutos después que le administraron el primer fármaco y dijo que se debió a un problema en una vena.

Lockett se estaba retorciendo y temblaba incontrolablemente en la camilla.

Las autoridades pospusieron la ejecución de otro reo programada para el martes más tarde.

Las ejecuciones de Lockett y Charles Warner se habían demorado anteriormente cuando impugnaron el secreto del protocolo de ejecución por inyección letal del estado. Lockett recibió una nueva fórmula que incluye el sedante midazolam como la primera de tres sustancias de la combinación.

Lockett, de 38 años y que cumplía su cuarta condena, fue declarado culpable de disparar contra Stephanie Neiman, de 19 años, con una escopeta recortada y de mirar mientras dos cómplices la enterraban viva en el Condado Kay en 1999 después que Neiman y otra persona llegaron a una casa donde los hombres estaban robando.

Las autoridades habían programado la ejecución de Warner dos horas más tarde, en la misma sala y camilla. El hombre de 46 años fue declarado culpable de violar y matar la hija de 11 meses de su compañera de casa en 1997. Warner ha mantenido su inocencia.

Lockett y Warner demandaron al estado por negarse a revelar detalles sobre los fármacos que usarían en la ejecución, incluido el origen de las sustancias.