Armas prohibidas
Armas de grueso calibre. Archivo. Luis Fernando Moreno / NOTIMEX

El director de la división criminal del Departamento de Justicia, Lanny Breuer, quien fue criticado en torno a la operación Rápido y Furioso, decidió abandonar el cargo, reportó este jueves el periódico The Washington Post.

Breuer reconoció en 2011 no haber informado a otros altos funcionarios del Departamento de Justicia sobre la existencia de Rápido y Furioso y sobre el polémico método para permitir el ingreso de armas a México.

En septiembre pasado los republicanos del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes denunciaron que Breuer propuso al pasado gobierno mexicano un plan de "entregas controladas" de armas a través de la frontera en 2011.

El presidente del Comité, el republicano Darrell Issa, así como el legislador republicano Jason Chaffetz sugirieron el incidente como prueba de que funcionarios del Departamento de Justicia no sólo toleraron Rápido y Furioso, sino que alentaron tácticas similares.

De confirmarse la salida de Breuer reportada por The Washington Post, éste se sumaría a una lista creciente de funcionarios ligados a Rápido y Furioso que han salido o han sido reubicados en el Departamento de Justicia y en la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF). Entre ellos figura Gary Grindler, jefe de gabinete del procurador Eric Holder.

Grindler fue uno de los 14 altos funcionarios del Departamento de Justicia para quienes el inspector general recomendó en septiembre pasado acciones disciplinarias, aunque no la presentación de acusaciones criminales.

Aunque un reporte del Inspector General exoneró a Holder de cualquier responsabilidad, hizo, sin embargo, críticas a tres altos funcionarios, el ex sub procurador Gary Gindler, el procurador adjunto, Lanny Breuer, y el subprocurador adjunto, Jason Weinstein, entre otros.