Un antiguo avión de hélice suizo se desplomó haciendo una espiral antes de chocar casi verticalmente contra una montaña este mes en Suiza, en un accidente que mató a sus 20 ocupantes, dijeron los investigadores el martes.

La aeronave, un Junkers Ju-52 operado por la aerolínea local Ju-Air, se estrelló en los Alpes en el sureste de Suiza el 4 de agosto. Las autoridades habían advertido que la investigación sería difícil porque el avión de 79 años no tenía cajas negras.

La Junta de Investigaciones de Seguridad en el Transporte de Suiza dijo en un informe breve el martes que la aeronave dio un giro a la izquierda que se convirtió en una espiral descendente poco antes de la colisión. No emitió conclusiones al respecto y no dijo cuánto podría tomar la investigación.

Las víctimas eran suizas y austriacas. El avión volaba de Locarno a su base cerca de Zúrich.