Israel cerró el paso de Erez, el principal para el cruce de personas desde la Franja de Gaza, en respuesta a la reciente violencia registrada en la frontera, anunció el domingo el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman.

Dos palestinos murieron por fuego israelí y otros 60 resultaron heridos durante las violentas protestas registradas el viernes en medio de los esfuerzos de Egipto para alcanzar un alto el fuego.

Los manifestantes arrojaron piedras y artefactos incendiarios a las tropas israelíes desde detrás de las nubes de humo negro provocadas por la quema de neumáticos. Los soldados respondieron con gases lacrimógenos y rondas de munición real.

Funcionarios de Hamas se reunieron con autoridades egipcias en El Cairo para concretar los detalles de una posible tregua con Israel. Los dos bandos estuvieron cerca de iniciar un conflicto grave en las últimas semanas luego de que los insurgentes lanzaron proyectiles hacia Israel, que respondió con ataques aéreos.