Al menos 14 personas fueron heridas y hospitalizadas al colapsar las armaduras que sostenían la entrada a un resort donde la banda Backstreet Boys se disponía a iniciar un concierto en Oklahoma.

WinStar World Casino and Resort dijo en un comunicado por Twitter que se inició una evacuación alrededor de las 5 de la tarde cuando empezaron a caer relámpagos a seis kilómetros (cuatro millas) del lugar,

Unos 150 asistentes no acataron la orden de evacuación, y cuando llegó la tormenta con vientos de 112 a 128 kph (70 a 80 mph), cayeron las armaduras y la entrada se derrumbó sobre la gente. De los 14 hospitalizados, dos recibieron el alta.

El vocalista y tecladista Kevin Richardson tuiteó que las 12.000 entradas al concierto estaban agotadas.