Georgia aprueba portar armas en escuelas, bares e iglesias

  • El gobernador de Georgia amplió los lugares donde se pueden portar armas de fuego en forma legal.
  • Nathan Deal dijo que promulgó la ley para que las personas puedan protegerse a sí mismas y a sus familias.
  • En contraparte, Arizona vetó una ley que impide accesar con armas a edificios gubernamentales que carezcan de medidas de seguridad..
Un hombre dispara una pistola en una imagen de archivo.
Un hombre dispara una pistola en una imagen de archivo.
WIKIPEDIA

El gobernador republicano de Georgia, Nathan Deal, firmó una legislación que amplía el número de lugares donde los residentes de esa entidad pueden portar armas de fuego en forma legal.

Las personas que siguen las reglas pueden protegerse de las personas que no siguen las reglas Deal dijo que promulgó la ley para que “las personas que siguen las reglas puedan protegerse a sí mismas y a sus familias de las personas que no siguen las reglas”.

La ley promulgada este miércoles en Georgia permitirá a los residentes de esa entidad el portar legalmente armas de fuego en una amplia variedad de lugares, incluyendo escuelas, bares, iglesias y edificios gubernamentales.

La contraparte, Arizona

Por su parte, la gobernadora de Arizona dio un trato distinto a la iniciativa relacionada a la portación de armas.

Jan Brewer, vetó la iniciativa de ley que habría permitido a quienes tienen permiso de portar armas ocultas el poder ingresar con ellas a los edificios gubernamentales que carezcan de medidas de seguridad.

He promulgado numerosas leyes para promover y proteger los derechos a las armas La gobernadora Brewer justificó su veto diciendo que la iniciativa habría sido una carga financiera para los gobiernos locales al haberlos forzado a contratar guardias de seguridad e instalar arcos de detección metálica.

En Arizona, el veto de la gobernadora mantiene sin cambios la actual legislación que obliga a quienes están autorizados a portar armas escondidas en esa entidad a entregarlas en la puerta de los edificios públicos.

Brewer también vetó una iniciativa que habría autorizado imponer multas de hasta cinco mil dólares a cualquier funcionario público electo o designado, si éste aplicaba o emitía alguna ordenanza relacionada con las armas que exceda las restricciones permitidas por el estado.

“Soy una firme defensora de la Segunda Enmienda, y he promulgado numerosas leyes para promover y proteger los derechos a las armas”, dijo Brewer. “Sin embargo, no puedo apoyar esta medida en la forma en que está propuesta”.