Un juez autoriza al soldado Bradley Manning a que se llame Chelsea a partir de ahora

  • El soldado Bradley Manning quiere adoptar un nombre de mujer mientras cumple su condena de 35 años.
  • Manning quiere que le llamen oficialmente Chelsea Elizabeth, recibir tratamiento hormonal y terapia para su desorden de identidad.
Imagen del soldado Manning en abril de 2012, cedida por su abogado, David Coombs.
Imagen del soldado Manning en abril de 2012, cedida por su abogado, David Coombs.
Ejército de EE UU / Wikimedia Commons

Un juez de Estados Unidos ha autorizando al soldado Bradley Manningde adoptar un nombre de mujer, Chelsea, mientras cumple su condena de 35 años preso por entregar información del gobierno al sitio WikiLeaks.

El juez David King, del condado de Leavenworth, ha autorizado el cambio legal de nombre para reflejar el deseo del exsoldado de ser tratado como una mujer. Tras este fallo, Manning recibirá un nuevo certificado de nacimiento en el que aparecerá como Chelsea, aunque figurará como varón.

El pasado mes de agosto, el ex soldado fue condenado por violar la Ley de Espionaje A través de un comunicado, Manning ha confiado en que esta decisión judicial sirva para que las Fuerzas Armadas y otras instituciones reconozcan las necesidades del colectivo transgénero, especialmente las sanitarias. "Si consigo acceder a tratamientos médicos transgénero, no solo será algo que he querido desde hace tiempo, sino que abrirá la puerta a mucha gente, dentro y fuera de las Fuerzas Armadas, para exigir su derecho a vivir de forma más abierta, a vivir plenamente", ha dicho.

Manning ha expresado en numerosas ocasiones su deseo de vivir como una mujer y ha solicitado someterse a un tratamiento hormonal en la prisión militar masculina en la que cumple condena, pero las autoridades castrenses se han negado.

El pasado mes de agosto, el ex soldado fue condenado por violar la Ley de Espionaje por filtrar más de 700.000 documentos clasificados de las Fuerzas Armadas y del Gobierno sobre las guerras en Irak y Afganistán, entre otras cosas. La filtración de estos documentos ha sido el mayor fallo en la seguridad estadounidense hasta ahora. En el juicio, Manning dijo que con ello pretendía hacer reflexionar sobre la moralidad de las acciones estadounidenses.

Manning quiere ser llamado oficialmente como Chelsea Elizabeth, desea ser tratado como una mujer, recibir tratamiento hormonal para el cambio de sexo y terapia para el desorden de identidad sexual con el que fue diagnosticado.