Dos bombarderos estratégicos rusos con capacidad nuclear volaron hacia la península de Chukotka, en el extremo este, cerca de Alaska, como parte de un ejercicio de la fuerza aérea, dijo el Ministerio de Defensa ruso.

Los bombarderos Tu-160 recorrieron unos 7.000 kilómetros (4.350 millas) desde su base cerca de Sarátov en el suroeste de Rusia a Anádyr, en Chukotka, antes de regresar a su base, agregó. La misión fue la primera de este tipo de aeronaves hasta la península, que está frente a Alaska, en el otro lado del estrecho de Bering, apuntó.

Dos bombarderos estratégicos Tu-95 y aviones de reabastecimiento de combustible participaron en la misión, según el ministerio.

Las fuerzas armadas rusas han aumentado la intensidad y el alcance de sus maniobras militares en un momento de tensión en las relaciones de Rusia con Estados Unidos y aliados de Washington. El vuelo demostró que los bombarderos rusos tienen capacidad para un rápido despliegue cerca de Estados Unidos.