Cuatro mineros que se encontraban atrapados tras un derrumbe en un socavón de oro en el noroeste de Colombia fueron rescatados con vida.

Los rescatistas lograron llegar la madrugada del jueves al sitio donde se encontraban los mineros tras el colapso del socavón cercano a la población de San Rafael en la tarde del lunes.

“Estamos muy contentos ya que en la madrugada de hoy... llegamos a ellos y están bien de salud, sanos y salvos. Se les están haciendo los chequeos médicos de rigor y no hay necesidad de llevarlos a la ciudad de Medellín. Están conscientes y estables y un poco agotados, no más”, dijo a The Associated Press el capitán de bomberos René Bolívar, coordinador de Desastres del departamento de Antioquia.

Bolívar explico que desde el derrumbe los mineros -que tienen entre 20 a 30 años- recibieron oxígeno por intermedio de una manguera “y consideramos que eso fue lo que los mantuvo con vida, porque al inicio de la búsqueda y rescate no estábamos muy optimistas ya que no teníamos ningún contacto visual o de oído con ellos”.

El derrumbe tuvo una profundidad de 160 metros pero las tareas de rescate se dificultaron porque a los 130 metros las rocas obstaculizaban la llegada hasta los mineros y en esa zona boscosa no hay acceso a maquinaria pesada.

“Afortunadamente un grupo de socorristas mano a mano quitaron las rocas que obstaculizaban el paso para llegar a ellos”, dijo Bolívar.

Agregó que los cuatro mineros también sobrevivieron porque “llevaban buenas porciones de alimentos”.

Las autoridades iniciaron una investigación para aclarar cuál fue la causa del derrumbe.