Una tormenta tropical que se está fortaleciendo avanzaba por el Pacífico oriental, mientras otro meteoro se movía por el Océano Atlántico. Ni la tormenta tropical Lane, en el Pacifico, ni la tormenta subtropical Ernesto suponen una amenaza inmediata en tierra.

Lane tenía vientos sostenidos de 85 kilómetros por hora (50 millas por hora) y se espera que se convierta en huracán el jueves y en un gran huracán el sábado, explicó el miércoles en la noche el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Su vórtice estaba a 2.170 kilómetros (1.350 millas) al suroeste del extremo sur de la península mexicana de Baja California y se movía hacía el oeste a 20 km/h (13 mph).

Ernesto tenía vientos máximos sostenidos de cerca de 65 km/h (40 mph), su vórtice estaba a alrededor de 1.010 kilómetros (630 millas) de Cape Race, en Newfoundland, en el sureste de Canadá, y se movía en dirección norte-noreste a 17 km/h (10 mph).