Argentina registró en julio una inflación de 3,1% respecto del mes anterior, mientras que en lo que va de año el alza de los precios trepó a 19,6%.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) informó el miércoles que las mayores subas de precios se registraron en los rubros de transporte (5,2%), recreación y cultura (5,1%), equipamiento del hogar (4,2%) y alimentos y bebidas no alcohólicas (4%).

En tanto, la variación de julio con respecto del mismo mes de 2017 fue de 31,2%.

Argentina registra la segunda inflación más alta de Latinoamérica después de la de Venezuela. El gobierno ha reconocido que la inflación será de al menos 30% este año.

El alza del costo de vida se ha recalentado en los últimos meses a raíz de una crisis cambiaria en mayo en la que el peso argentino se devaluó más del 20%. En lo que va de año la depreciación de la moneda supera el 60% a raíz de una fuerte disparada del dólar.

El miércoles la divisa norteamericana cerró a 30,50 pesos por unidad respecto de los 30,10 pesos de la víspera, según el estatal Banco de la Nación Argentina, repitiendo así el valor máximo alcanzado el lunes.

El dólar se disparó en los últimos días al calor de la crisis financiera en Turquía que generó bruscas devaluaciones en los mercados emergentes y el cimbronazo que causó en el escenario local un escándalo de corrupción que salpica a políticos y empresarios.

Argentina se comprometió ante el Fondo Monetario Internacional a una meta inflacionaria igual o inferior a 27% en 2018 y 17%, 13% y 9% en los siguientes tres años.

También se comprometió a reducir el déficit fiscal en el marco del acuerdo crediticio por 50.000 millones de dólares alcanzado en junio con ese organismo para paliar la crisis cambiaria.