El secretario de Defensa estadounidense Jim Mattis abogó el martes por estrechar las relaciones militares con Brasil, incluso en materia de investigación espacial.

En una conferencia para los estudiantes de la Escuela Superior de Guerra, Mattis los exhortó a recordar la larga tradición de colaboración con las fuerzas armadas estadounidenses, incluso como aliados en la Segunda Guerra Mundial.

El funcionario estadounidense puso el acento en reforzar las alianzas ante la inquietud que provoca la inestabilidad en Venezuela y la influencia creciente de China y Rusia.

Mattis destacó el interés de Estados Unidos en la colaboración espacial dada la influencia de China en Sudamérica. Los chinos tienen un centro espacial en la Patagonia argentina.

“Escogemos a Brasil, no porque debido a un feliz accidente geográfico se encuentra sobre el ecuador sino porque queremos trabajar con los brasileños, nuestro vecino hemisférico con el que compartimos valores políticos, además de su impresionante orientación tecnológica”, dijo. “Otros no pueden decir lo mismo de manera creíble”.

El centro espacial brasileño Alcantara es ventajoso para los lanzamientos espaciales porque se encuentra cerca del ecuador. Cuanto más cerca del ecuador se produce un lanzamiento, mayor es la velocidad impresa al cohete por la rotación de la Tierra.

Mattis no habló de las tensiones políticas en Estados Unidos, pero sí realizó algunas observaciones personales sobre la defensa de la nación.

“Al defender el ‘derecho a la democracia’ de nuestro pueblo, hay que mantenerse firme frente a las contradicciones humanas y las polarizaciones naturales que existen en todas partes del mundo”, dijo. “Yo vengo del oeste estadounidense, donde tenemos el dicho, ‘cabalga por la marca’. Significa que la lealtad solo cuenta cuando existen 100 razones para no ser leal. Uno lo hace diariamente al imponer la razón sobre la impulsividad en circunstancias sumamente adversas, y es mucho lo que uno lleva sobre los hombros”.

Éste es el primer viaje de Mattis a Sudamérica como jefe del Pentágono. Dijo a los estudiantes que Estados Unidos “piensa en el largo plazo” en Latinoamérica.

“Estados Unidos trata diariamente de ganar la confianza de ustedes; queremos ser su socio especial, sobre todo cuando asoman los problemas: cuando se produce un desastre en una marina sudamericana, cuando aparecen amenazas contra su soberanía o modo de vida”, dijo en su discurso preparado.

Durante una sesión de preguntas con el auditorio, Mattis replicó amablemente cuando un civil expresó el temor de que al crear una fuerza espacial, el gobierno de Donald Trump abre la puerta a la militarización del espacio.

“No es nuestra intención militarizar el espacio, pero nos defenderemos en el espacio en caso de necesidad”, dijo, y añadió que “no tenemos la intención de iniciar operaciones en el espacio”.

En los próximos días, Mattis visitará Argentina, Chile y Colombia.