Malta accedió el martes a recibir un buque que lleva 141 migrantes, los cuales serán distribuidos entre cinco países de la Unión Europea en un “acuerdo de compartir responsabilidades”.

Los migrantes fueron rescatados por el buque Aquarius en dos misiones separadas el viernes, en el mar Mediterráneo en las costas frente a Libia. El barco estaba a unos 50 kilómetros (35 millas) de Malta el martes a la tarde, cuando se anunció el acuerdo.

"Malta hará una concesión y permitirá que el barco atraque en su puerto, a pesar de que no está legalmente obligado a hacerlo", dijo en un comunicado el gobierno maltés.

Explicó que Malta servirá de base logística pero que los migrantes serán distribuidos entre Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal y España.

Hace pocas semanas Malta aceptó recibir a otro buque lleno de migrantes, también bajo la condición de que otros países los reciban aunque en esa ocasión también aceptó acoger a algunos de ellos.

Malta informó además que el lunes rescató a 114 que estaban en el mar a la deriva que 60 de ellos irán a otras naciones de la UE como una iniciativa de mejorar la cooperación dentro del bloque.

Aquarius estaba aguardando autorización para anclar, ya sea de Italia o de Malta. Pero el nuevo gobierno populista de Italia se niega a permitir la entrada de buques migrantes, asegurando que el país ha hecho más de lo que le corresponde pues en años recientes ha recibido a unos 600.000 migrantes rescatados.

Malta dijo que la suerte de los migrantes en el Aquarius fue resuelta mediante negociaciones con Francia, llegando a un acuerdo “con el apoyo de la Comisión Europea” para “compartir responsabilidades”.

La coalición de gobierno en Italia, que incluye a un partido antiinmigrante, ha estado pidiendo ese tipo de cooperación desde que llegó al poder en junio.

En un tuit, el presidente francés Emmanuel Macron agradeció a Malta "por su gesto humanitario” y afirmó que Francia le da su solidaridad total. "No hay alternativa a la cooperación”, expresó Macron.

Portugal, que aceptará a 30 de los pasajeros del Aquarius, fue el primer país que se declaró dispuesto a integrarlos luego que autoridades de las regiones mediterráneas de Francia imploraron al gobierno francés para que permita la entrada del barco. España acordó recibir a 60 de ellos.

Dos agrupaciones humanitarias operan el Aquarius, Médicos sin Fronteras y SOS Mediterranee, y ambas afirmaron que los migrantes en esa embarcación estaban débiles y desnutridos. Muchos migrantes rescatados dicen recibir escasos alimentos durante su detención en Libia antes de lanzarse al mar en endebles embarcaciones operadas por traficantes de personas. Sesenta y siete de los rescatados son menores sin un acompañante adulto.

_____

Hatton reportó desde Lisboa. Thomas Adamson y Sylvie Corbet contribuyeron desde París; Frances D'Emilio desde Roma y Lorne Cook desde Bruselas.