El presidente Donald Trump promulgó el lunes una propuesta de ley por 716.000 millones de dólares bautizada en honor a John McCain, pero no mencionó en su discurso al senador republicano, quien lucha contra un cáncer cerebral en su hogar de Arizona.

Trump y McCain sostienen una enemistad que se remonta a la candidatura presidencial de Trump en 2016. En mítines de campaña, el presidente suele criticar a McCain _aunque sin mencionarlo directamente_ por haber emitido un voto negativo que condenó al fracaso el esfuerzo de Trump del año pasado de revocar la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

Trump dijo que “no hay mejor lugar que aquí en Fort Drum” para celebrar la aprobación de la ley de defensa, que aumentará el salario de los militares en 2,6%, el mayor incremento a miembros en servicio en nueve años.

La propuesta de ley _oficialmente llamada la Ley de Autorización de Defensa Nacional John S. McCain, pero a la que Trump sólo se refirió como Ley de Autorización de Defensa Nacional_ introducirá miles de nuevos reclutas a unidades de la Guardia Nacional, de reserva y de servicio activo, y reemplazará tanques, aviones, buques y helicópteros viejos con tecnología más avanzada y letal, afirmó Trump.

“Espero que estaremos tan fuertes que nunca tengamos que usarla. Pero de hacerlo, nadie tiene oportunidad” de sobrevivir, dijo.

La ley también autoriza miles de millones de dólares para construcciones militares, incluida vivienda familiar.

Además de establecer normas y niveles de gasto, la propuesta de ley debilita un intento de Trump de tomar medidas drásticas contra la compañía china de telecomunicaciones ZTE, y permite que el mandatario dispense sanciones contra países que compraron armas rusas y ahora quieren comprar equipo militar estadounidense. La propuesta no ofrece dinero para la Fuerza Espacial solicitada por Trump, pero autoriza el desfile militar que quiere en Washington en noviembre.

La medida también incluye cláusulas diseñadas para mejorar la forma en que el Departamento de Defensa maneja los reportes de acoso sexual de niño a niño entre los miles de niños y adolescentes que acuden a la escuela en las bases militares de Estados Unidos en todo el mundo en las que sus padres laboran. Una investigación de The Associated Press a principios de año reveló amplias fallas en la justicia cuando los niños hijos de militares reportan incidentes.

En un comunicado el lunes, McCain expresó su orgullo por la aprobación de la ley.

“Estoy orgulloso de que la NDAA (siglas en inglés de la ley) ahora sea ley y honrado de que el Congreso le diera mi nombre”, tuiteó.

___

Superville contribuyó a este despacho desde en Washington.