El grupo extremista Estado Islámico tiene entre 20.000 y 30.000 integrantes desplegados entre Siria e Irak, y su red mundial representa una creciente amenaza, al igual que la red global de Al Qaeda, según un nuevo informe la ONU divulgado el lunes.

El reporte de los expertos para el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas dice que es probable que una "versión encubierta" y reducida del núcleo del EI sobrevivirá en Siria e Irak, con una "significativa" cantidad de simpatizantes afiliados en Afganistán, Libia, el sureste de Asia y oeste de África.

Los expertos dijeron que la red global de Al Qaeda "sigue dando señales de resiliencia", ya que sus filiales y aliados son mucho más fuertes que el EI en sitios como Somalia, Yemen, el sureste de Asia y el Sahel africano.

Pese a la derrota del EI en Irak y la mayor parte de Siria, los expertos dicen que muchos de sus integrantes siguen viviendo en ambos países, unos combatiendo, otros escondidos.