Siria promete seguridad para retorno de desplazados

Siria prometió el lunes ofrecer seguridad para que refugiados sirios regresen a salvo y exhortó a países occidentales a alentar el proceso levantando sanciones. El viceministro de Exteriores Faisal...

Siria prometió el lunes ofrecer seguridad para que refugiados sirios regresen a salvo y exhortó a países occidentales a alentar el proceso levantando sanciones.

El viceministro de Exteriores Faisal Mekdad dijo que el retorno de los refugiados es una de las más altas prioridades de Damasco, agregando que "el gobierno sirio facilitará su regreso de todas las maneras posibles". Agregó que el gobierno aceptará cualquier ayuda extranjera, siempre y cuando sea ofrecida sin condiciones.

El ministro de Administración Pública Hussein Makhlouf dijo que las autoridades están trabajando para reconstruir hospitales, escuelas y otros tipos de infraestructura para ayudar al reasentamiento de los refugiados.

Las fuerzas del presidente Bashar Assad, con ayuda aérea de Rusia, han ganado una serie de victorias en los últimos meses en contra de combatientes de oposición, que ahora están confinados a la provincia de Idlib, en el norte del país. Los combates han cesado en la mayor parte del territorio, pero muchos de los más de cinco millones de refugiados temen ser enlistados obligatoriamente o sufrir represalias de fuerzas del gobierno si regresan. Otros no tienen dónde ir luego que sus casas y negocios fueron destruidos.

Hablando ante reporteros de prensa internacional en Damasco, Makhlouf sostuvo que el gobierno ha restaurado más de 5.000 escuelas y 250 hospitales, y que unos 3,5 millones de desplazados internos han recuperado sus casas en Siria.

"El retorno de refugiados es una condición necesaria para la reconstrucción y el desarrollo del país", dijo.

Makhlouf pidió a los países occidentales que levanten el embargo económico impuesto al inicio del conflicto, resaltando que ayudaría a restaurar la economía siria y animaría el retorno de los refugiados.

___

El reportero de The Associated Press David Rising contribuyó desde Berlín.