El líder supremo de Irán manifestó el lunes que su país no comenzará una guerra ni negociaciones con Estados Unidos, en momentos en los que el gobierno del presidente Donald Trump reimpone sanciones que habían sido levantadas bajo el acuerdo nuclear de 2015.

En un discurso transmitido en la televisora estatal, el ayatolá Alí Jamenei dijo que “además de las sanciones, los estadounidenses han planteado otras dos opciones, guerra y negociaciones... La guerra no sucederá y tampoco las negociaciones”.

El presidente Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear de Irán junto con otras potencias mundiales en mayo y la semana pasada el gobierno estadounidense volvió a imponer sanciones a Teherán, empeorando una crisis financiera que ha afectado su moneda. Trump ha sugerido que estaría dispuesto a negociar con los líderes iraníes, pero eso sería imposible sin la autorización de Jamenei, quien tiene la última palabra en todos los asuntos importantes.

“Las negociaciones con Estados Unidos definitivamente nos perjudicarían y están prohibidas”, aseveró Jamenei y agregó que los estadounidenses han demostrado que no son de fiar. “Negociar con el gobierno intimidador e impaciente de Estados Unidos significa darle un instrumento a través del cual puede aumentar su hostilidad”, indicó.

En cuanto a la crisis financiera, Jamenei culpó al gobierno del presidente Hasán Ruhani y dijo que los problemas monetarios resultaron de “cuestiones administrativas que no están vinculadas con las sanciones”.