El recién electo parlamento paquistaní se reunió el lunes por primera vez desde la elección general del mes pasado, cuando el partido del ex astro del cricket Imran Khan, ahora político, ganó la mayoría de los puestos, convirtiéndolo en el virtual próximo primer ministro del país.

Los legisladores juramentaron durante una breve ceremonia en la Asamblea Nacional, de 342 puestos, la cámara baja encargada de tomar decisiones en el parlamento. Horas después se planeaba celebrar la víspera de la independencia de Pakistán con fuegos artificiales.

El miércoles el parlamento elegirá a un presidente y vicepresidente y al día siguiente elegirá a un primer ministro. La fecha límite para juramentar al primer ministro es el sábado.

Tarik-e-Insaf, partido populista de Khan, ganó 115 puestos en la elección del 25 de julio, lo que le obliga a formar una coalición.

Días después de la elección, el portavoz del partido Fawad Chaudhry dijo que más legisladores se sumaron al partido y que ahora tiene 180 miembros en el parlamento luego que varias legisladoras, legisladores de minorías e independientes se unieron a Khan. Él necesita 172 votos legislativos para convertirse en primer ministro.

El candidato de Khan para presidente del parlamento, Asad Qaiser, dijo que estaba bastante seguro de ganar el puesto.

Durante su campaña, Khan prometió un "Nuevo Pakistán" con justicia para todos, acabar con la corrupción y ayudar a los pobres. Dijo que gobernaría el país como nunca antes ha sido gobernado, aunque algunas de las personas populares e influyentes que lo respaldaron y que se sumaron a su partido semanas antes de las elecciones, tienen pasados cuestionables y algunos de ellos incluso están enfrentando cargos.

Khan, de 65 años, también prometió crear 10 millones de trabajos en Pakistán, donde la tasa de desempleo es alta y más del 65% de los 200 millones de habitantes del país tiene menos de 35 años.

___

La reportera de The Associated Press Kathy Gannon contribuyó a este despacho desde Islamabad.