El presidente filipino Rodrigo Duterte aceptó una invitación de visitar Israel el mes entrante a pesar de las tensiones anteriores cuando comparó su cruenta ofensiva antidrogas con Hitler y el Holocausto.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo el lunes que Duterte se reunirá con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu en su visita del 2 al 5 de septiembre.

Hablarán de temas como la cooperación en el turismo, áreas laborales, comercio, agricultura, medidas antiterroristas y vigilancia policial. Se anticipa la firma de varios acuerdos.

Esta será la primera visita de un presidente filipino desde que se establecieron relaciones diplomáticas con Israel en 1957, dijo el ministerio. Añadió que Duterte irá acompañado de una delegación empresarial.