El ministro de pesca de Noruega renunció en medio de un escándalo por haber viajado sin autorización a Irán y China.

Per Sandberg, de 58 años, no explicó por qué no informó sobre sus viajes particulares. Fue en julio a Irán con su novia que es de origen iraní y en mayo fue a China. En Noruega, los ministros deben avisar si realizan viajes privados a otros países.

Al regresar de Irán, el ministro tuvo que darle su celular a la agencia nacional de seguridad para asegurarse de que no fue infiltrado. Noruega considera que Irán es un país “de alto riesgo” en cuanto a la posibilidad de espionaje electrónico.

Su reemplazo en el Ministerio de Pesca es Harald Tom Nesvik.