Un gran incendio forestal que obligó a la evacuación de dos aldeas en la isla griega de Evia está disminuyendo, pero aún no está totalmente controlado, informaron autoridades el lunes.

El servicio de bomberos dijo que cuatro aviones lanzaagua y cuatro helicópteros participan en las operaciones del lunes en Evia, cerca del centro de Grecia. Cientos de bomberos y soldados están en el campo tratando de controlar las llamas.

El incendio comenzó el domingo y obligó a la evacuación de dos aldeas; los bomberos dijeron que no se han reportado daños ni heridos.

Grecia es particularmente vulnerable a los incendios forestales durante sus veranos calurosos y secos. El 23 de julio, el siniestro más mortífero del país en décadas mató al menos a 94 personas en Mati, al noroeste de Atenas.