Una persona registrada en Uber fue enviada a prisión preventiva el domingo por la justicia chilena tras un confuso incidente ocurrido en Santiago el sábado en la madrugada en el que murió un taxista y dos resultaron heridos.

Según testigos entrevistados por la policía, varios taxistas interceptaron a un vehículo particular color rojo en el centro de Santiago y le causaron daños “con elementos contundentes”, ante lo cual el conductor les disparó. En el incidente murió un taxista de 24 años y resultaron heridos de gravedad otros dos hombres de 41 y 45 años, aunque ahora están fuera de riesgo.

“Lo objetivo es que esta persona que conducía un vehículo particular en una circunstancia que se tiene que aclarar extrae un arma de fuego”, explicó a la prensa el general de Carabineros (policía chilena) Enrique Bassaletti, “y con ella efectúa varios disparos”, señaló, algunos de los cuales “impactan en una persona que fallece y otras que quedan lesionadas graves, también conductores de taxi”.

Aunque hubo confusión sobre el hecho pudo confirmarse que el autor de los disparos estaba registrado en la plataforma Uber de transporte.

“Uber confirmó que el sujeto detenido tenía una cuenta habilitada para manejar con la aplicación, pero no se encontraba conectado a ella al momento del incidente”, señaló la compañía de San Francisco en un comunicado.

El autor de los disparos se dio a la fuga, pero la policía chilena lo apresó el sábado en la tarde y la Fiscalía Centro Norte de Santiago lo juzgó el domingo, tras lo cual determinó prisión preventiva por homicidio consumado del taxista y dos homicidios frustrados. El tribunal estableció un período de investigación de 120 días.

El hecho generó una fuerte reacción por parte de los conductores de taxi, que se manifestaron el sábado frente al palacio de La Moneda y exigieron la suspensión de las aplicaciones de transporte mientras el gobierno las regula. Posteriormente acudieron al lugar de los hechos para rendir homenaje a su compañero fallecido.

El coordinador general de la Coordinadora Nacional de Taxistas Independientes, Claudio Morales, declaró a los medios locales que esta “va a ser una guerra sin cuartel” con los conductores de Uber, y advirtió que se inicia la ley del “ojo por ojo y diente por diente”, declaraciones que las autoridades rechazaron.

“Me parecen gravísimas las declaraciones de Claudio Morales de @conataxi, pues más parecen una amenaza hacia los choferes de aplicaciones. Completamente irresponsable validando violencia y en medio de una investigación de un hecho muy complejo”, tuiteó la intendenta de la Región Metropolitana, Karla Rubilar.