El líder de una de las organizaciones disidentes más grandes de Cuba lleva una semana detenido e incomunicado en el este del país, denunció Amnistía Internacional el viernes.

El grupo de derechos humanos exhortó al gobierno cubano que permita que familiares de José Daniel Ferrer García puedan visitarlo en la cárcel de Santiago de Cuba donde se encuentra y le dejen contratar a un abogado de su elección.

Amnistía señaló que el líder del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y su colega Ebert Hidalgo Cruz fueron arrestados el 3 de agosto luego de un accidente vehicular que involucró a un funcionario de seguridad vestido de civil.

La organización de derechos humanos añadió que sólo a Hidalgo se le ha permitido la visita de un familiar.

El Departamento de Estado norteamericano también expresó su preocupación.

"Sin visita de familiares, sin abogado, sin debido proceso, sin justicia", tuiteó Francisco Palmieri, el secretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental.

Ferrer fue uno de los 75 disidentes detenidos en un operativo de marzo de 2003. Fue liberado en marzo de 2011.

De momento el gobierno cubano no ha realizado declaraciones sobre el tema.