Aunque en Paraguay no existe en la actualidad ningún apátrida, el Congreso aprobó un proyecto de ley para la protección de personas sin nacionalidad.

"Paraguay es el primer país de la región en tener esta legislación que trabajamos en los últimos dos años con la Agencia de la Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)", dijo el viernes en un encuentro con la prensa el senador Pedro Santa Cruz, del opositor Partido Democrático Progresista. Añadió que el propósito de la legislación "es asegurar a las personas apátridas y solicitantes del reconocimiento de tal condición el disfrute más amplio posible de sus derechos humanos y regular el otorgamiento de facilidades para su naturalización".

En tanto, Juan Ignacio Livieres, director de la oficina Política Consular de la cancillería local, confirmó a The Associated Press que en el país no hay actualmente ninguna persona en esa situación. Sin embargo, acotó, "estamos trabajando con paraguayos en el exterior que no pueden acceder a una nacionalidad... No puedo dar precisiones de la apatridia porque los datos son reservados".

Un comunicado de ACNUR entregado el mismo día a la AP destacó que según estimaciones de ese organismo hay unos diez millones de personas en el mundo que no cuentan con una nacionalidad. "Como resultado de esta situación muchas se encuentran privadas de acceder a derechos básicos, como ir a la escuela, al doctor, encontrar un trabajo, abrir una cuenta bancaria o casarse", contextualizó el informe.