La empresa automotriz alemana BMW anunció el martes que construirá una planta en el este de Hungría con capacidad para fabricar 150.000 vehículos convencionales y eléctricos al año en una sola línea de producción.

BMW dijo que la planta, próxima a la ciudad de Debrecen, tendrá un costo de 1.000 millones de euros (1.170 millones de dólares) y creará 1.000 puestos de trabajo.

Debrecen, a unos 220 kilómetros (137 millas) al este de Budapest, fue escogida “principalmente por su buena infraestructura, conexiones logísticas adecuadas y proximidad a la red establecida de proveedores”.

El ministro de Relaciones Exteriores y Comercio de Hungría, Peter Szijjarto, dijo que la inversión de BMW contribuye a la competitividad económica nacional y fortalece aún más las relaciones de negocios entre el país y Alemania.

La compañía dijo que Europa representó casi 45% de sus ventas de vehículos en 2017 con la comercialización de 1,1 millones de unidades.