El gobierno del presidente francés Emmanuel Macron enfrenta el martes dos votos de confianza presentados por partidos opositores en respuesta a la indignación política desatada por un video en el que se ve a un ex asistente de seguridad presidencial golpeado a un manifestante.

Se espera que el gobierno gane las dos votaciones sin problemas, en la cámara baja del Parlamento. El partido de Macron tiene mayoría en la Asamblea Nacional.

Las mociones fueron presentadas por el partido conservador y legisladores de izquierda y ultra izquierda.

El escándalo estalló cuando el guardaespaldas de Macron fue capturado en video golpeando a un joven manifestante mientras lucía un casco policial, en mayo.

Interrogantes sobre el manejo del asunto por parte del gobierno se volvieron en mayor crisis política para Macron desde que asumió la presidencia el año pasado.