Un hombre en Delaware convenció a una pareja octogenaria que le dejaran entrar a su casa para un beber un vaso de agua y usar el teléfono, y al entrar los secuestró a ambos, informó la policía.

El suceso ocurrió el sábado en Rehoboth Beach, en el estado de Delaware, cuando el individuo identificado como Steven Snell, de 28 años, entró a la casa de la pareja, informó la prensa local citando un comunicado policial.

Según los documentos, una vez dentro de la vivienda, el sujeto agredió al hombre de 82 años y a su esposa de 81. Seguidamente llevó a la pareja a un cajero automático y obligó a la anciana a retirar dinero en efectivo. Metió al hombre en el baúl del vehículo y se fue. La mujer llamó a la policía, que ubicó al automóvil y al sospechoso.

La mujer salió ilesa, y su esposo recibió atención médica en el sitio.