Túnez anunció el domingo que permitirá el ingreso de 40 migrantes que llevan dos semanas varados en alta mar.

El primer ministro Yusef Chahed dijo la noche del sábado que tomó la decisión “por razones humanitarias”.

El buque de carga de bandera tunecina ha estado llevando a los migrantes desde el 16 de julio. Chahed dijo que podrán atracar en el puerto de Zarzis, en el sur.

Se informó que los migrantes estuvieron cinco días a la deriva en el Mar Mediterráneo hasta que un buque maltés los trasladó al buque comercial.

Italia, Malta y Francia rechazaron al barco. El gobierno de Malta negó que violó normas marítimas internacional al guiar el buque hacia Túnez, que es el puerto más cercano.