Las autoridades tratan de determinar el motivo por el que un hombre aparentemente mató a tiros el sábado a cuatro de sus parientes en dos lugares distintos, incluyendo a su padre y su madrastra en un asilo de ancianos de Texas antes de quitarse la vida ahí mismo.

Richard Starry se suicidó dentro del asilo Retama Manor luego de matar a su padre Ernest Starry, de 85 años, y la esposa de éste, Thelma Montalvo, la noche del viernes, informó Enrique Paredez, un teniente de la policía en Robstown, suburbio de Corpus Christi. Una pistola fue encontrada en el lugar.

Paredez señaló que un miembro de la familia llamó poco después de la policía para pedir su presencia en el hogar de la pareja, donde un menor de 13 años, que había sido adoptado por la pareja, y un hombre de 41 que era hijo de Montalvo también fueron asesinados a tiros. Los nombres de las dos personas halladas sin vida en la vivienda y la edad de Montalvo no fueron revelados por las autoridades.

De momento se desconocen las causas de los tiroteos, afirmó Paredez en una conferencia de prensa el sábado.

“Respecto a un motivo, la investigación es demasiado prematura por ahora como para determinarlo”, dijo.

El secretario informó que las autoridades creen que las balaceras están relacionadas, pero no han revelado la identidad de las víctimas ni han establecido un posible motivo.

Reuben Garcia, cuyo padre vive en el asilo de ancianos, se encontraba en el lugar al momento del tiroteo.

"Pensé que se había caído una escalera, así me pareció que se escuchó. Luego oí a alguien gritar corran, corran. Así que corrimos", aseveró Garcia, que sacó a su padre del lugar.