Guillermo del Toro se sumó al debate en las redes sociales en torno a uno de sus becarios al ofrecer cubrir el costo de su boleto de avión para Francia.

La semana pasada el director mexicano galardonado con el Oscar otorgó, con el apoyo de la cadena de cines Cinépolis, tres becas Animéxico para estudiar una maestría en artes en la prestigiada escuela Gobelins en París.

Los estudiantes, Christian Arredondo, Ramiro Tamez y Gabriela Camarillo, habían sido aceptados previamente en la maestría, y la beca ofrecida por el cineasta cubrirá el pago de la matrícula y la manutención, de septiembre de 2018 a junio de 2020. Sin embargo, no contemplaba el vuelo redondo de avión de México a Francia, que suele ascender a más de 1.000 dólares (unos 20.000 pesos mexicanos).

Arredondo, de 31 años de edad, no contaba con los recursos para adquirir su boleto, por lo que pidió apoyo a las autoridades de su natal Guanajuato.

“Cuando era adolescente decidí convertirme en animador, pero abandoné la idea porque en México parecía algo imposible de lograr”, dijo en un comunicado enviado al anunciar su beca. “Años más tarde ... tomé el dibujo muy en serio y la animación reapareció como una forma de vida real y una posibilidad de contar historias significativas”.

Al ver que Arredondo pidió ayuda algunos usuarios de Twitter lo criticaron por no tener dinero.

“Si a los 31 años eres becario y no tienes una tarjeta de crédito con 30 mil pesos libres aunque sea para pagarlos a 12 meses sin intereses tu boleto, algo hiciste mal”, tuiteó @SoyLadyCorrales.

Y otros lo defendieron.

“Si a los 31 años Guillermo del Toro te beca para irte un año a estudiar al extranjero, significa hiciste un montón de cosas bien. Si además hay gente que está dispuesta a apoyarte para viajar y cumplir el sueño, significa lo mismo”, tuiteó el usuario @cesargalicia_

El ruido llegó a los oídos de Del Toro, quien tuiteó lo siguiente a sus 1,54 millones de seguidores:

“Las becas existen para apoyar al talento. Naturalmente se dan como aliciente para quien no tiene - pero debería tener. La carencia económica no disminuye a quien la padece. Se cubrirá el boleto”.

El realizador de “The Shape of Water”, que este año le mereció los premios de la Academia a la mejor película y el mejor director, anunció el lanzamiento del programa Animéxico en octubre, en la 15ta edición del Festival Internacional de Cine de Morelia. Originalmente se iba a entregar una beca, pero ante la gran respuesta Del Toro decidió que fueran tres. Los criterios para la selección de los becados fueron su excelencia técnica y artística, su motivación y su circunstancia socioeconómica.

Camarillo, de 24 años, nació en Monterrey, en el estado de Nuevo León. Estudió medicina, pero cambió de profesión al aficionarse al ánime, los libros y los videojuegos. Ha trabajado en Blizzard, Pixar, Cartoon Network, Dreamworks y Warner Studios.

Tamez es igualmente de Monterrey. Ha trabajado en estudios en México, en proyectos para televisión, comerciales, videojuegos y aplicaciones. También ha apoyado la realización de cortometrajes animados.