Veintidós reclusos, varios de ellos acusados de crímenes relacionados con drogas, se escaparon el viernes de una prisión municipal filipina en el sur de Manila. Tres de ellos fueron recapturados de inmediato, informó la policía.

Un guardia de la cárcel escoltaba a un prisionero de regreso a su celda el viernes en la ciudad Bacoor, provincia Cavite, cuando los reos se apresuraron para salir y dominar al oficial, dijo la policía.

Los 22 reos corrieron hacia su libertad en el distrito altamente poblado con residencias, tiendas y centros comerciales justo al sur de la capital. Tres de ellos fueron recapturados y los policías siguen buscando al resto.

Las prisiones en Filipinas, con frecuencia sobrepobladas, son conocidas por las fugas debido al mal mantenimiento, guardias insuficientes, corrupción y escasez de instalaciones de máxima seguridad para detenidos de alto riesgo como los comunistas y los insurgentes musulmanes.