La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) ha derogado una orden emitida por Scott Pruitt en sus últimos días como director de la agencia que permitía que los productores equiparan a los nuevos camiones semiautomáticos con viejos motores diésel altamente contaminantes.

El nuevo director interino de la EPA, Andrew Wheeler, concluyó que Pruitt emitió de forma inadecuada la norma para los llamados “camiones planeador”, dijo la mañana del viernes la EPA en un comunicado.

La norma permitía que los productores de camiones equiparan nuevos tractocamiones con motores diésel más viejos y contaminantes construidos antes de que entraran en vigor las más estrictas normas anticontaminación. La EPA calculó que dichos camiones podrían causar unas 1.600 muertes prematuras adicionales al año a causa de los contaminantes.

La orden de Pruitt, emitida en sus últimos días en la agencia antes de renunciar a principios de mes a causa de un escándalo de ética, generó demandas en más de una decena de estados.

“Luego de consultar al interior de la EPA y a la luz de las mociones y peticiones judiciales y administrativas... el director interino Andrew Wheeler determinó que la aplicación de las actuales regulaciones en la industria de estos camiones no representa el tipo de circunstancias extremadamente inusuales que apoyan la práctica de la EPA de criterios de control”, dijo la EPA en un comunicado.

La agencia agregó que trabajaría con los productores de los camiones para evitar “daños económicos inadvertidos” a causa de la revocación mientras se protege la calidad del aire.