El gobierno ecuatoriano negocia con las autoridades británicas y los abogados de Julian Assange cómo finalizar el asilo del fundador de WikiLeaks en la embajada ecuatoriana en Londres siempre que la vida del ciberactivista “no corra peligro”, señaló el viernes el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

Ecuador ofreció asilo a Assange en 2012, cuando el australiano se exponía a ser extraditado a Suecia para ser investigado por presuntos delitos de índole sexual.

Aunque los supuestos crímenes prescribieron, el activista puede ser detenido en Gran Bretaña por violar las condiciones de su libertad condicional al buscar el amparo de Ecuador. También podría ser extraditado a Estados Unidos, un país que lo busca por filtrar documentos clasificados del Departamento de Estado.

“Nosotros lo que queremos es que su vida no corra peligro”, dijo Moreno el viernes en Madrid, añadiendo que “lo estamos tratando con el asesoramiento legal de Assange y con el gobierno británico”.

Moreno se encuentra en visita oficial a la capital española después de asistir a una cumbre de discapacidades en Londres donde el mandatario evitó referirse a la situación del fundador de WikiLeaks.

En respuesta a preguntas de periodistas el viernes en Madrid, Moreno afirmó no estar de acuerdo con los métodos de filtración de información empleados por el ciberactivista, pero indicó que la salida de Assange tiene que ser “dialogada” con todas las partes y que se tiene que dar en un futuro cercano.

“Que una persona permanezca demasiado tiempo asilada también viola los derechos humanos”, señaló Moreno.

Horas después, desde Ecuador, la Secretaria Nacional de Comunicación destacó en una misiva de cuatro puntos que “el presidente de la República, Lenín Moreno, no ha dispuesto, en ningún momento, la salida de Julian Assange de la Embajada de Ecuador en Londres”. En otro punto se precisó que “el primer mandatario señaló el pasado 5 de julio en un conversatorio con medios internacionales que “nosotros somos respetuosos de los derechos humanos y la normativa internacional. Lo vamos a proteger en lo que a su vida se refiere”, y que “no está dentro de la normativa internacional, ni dentro de nuestro deseo, ni de los deseos del señor Assange, permanecer refugiado toda la vida”.

El mandatario ecuatoriano se reunió en Madrid con el jefe del Estado, el rey Felipe VI, y el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, a quienes insistió en la necesidad de promover ante las autoridades europeas que los ecuatorianos estén exentos de visados para viajar por la zona Schengen de unión fronteriza, tal y como ya ocurre con los ciudadanos colombianos y peruanos.

Moreno señaló el viernes que no esperaba una decisión respecto a los visados a corto plazo.