Varios partidos retirarán su apoyo a los planes presupuestarios del nuevo gobierno de centro izquierda de España para el próximo año, poniendo en duda la supervivencia en el largo plazo del presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

La formación de izquierdas Unidos Podemos y las catalanas ERC y PDeCAT, ambas independentistas, anunciaron que se abstendrán en la votación del viernes para aprobar el techo de gasto del gobierno y el objetivo de gasto y déficit público para 2019.

Sin esos votos, los socialistas _ que son una formación minoritaria con apenas 84 de los 350 escaños del parlamento _ no lograrán que el ejecutivo de Sánchez pueda aprobar el presupuesto del año que viene ni aprobar ninguna legislación significativa.

Esta situación también pone en duda la supervivencia del nuevo gobierno en sí, aunque Sánchez ha insistido en que quiere agotar la legislatura y celebrar las elecciones según lo previsto, en 2020.